p. Pelayo Domínguez sscc

La Fundación Patronato de los Sagrados Corazones de Valparaíso es una institución de beneficencia, sin fines de lucro, fundada en el barrio puerto de Valparaíso, a los pocos años de haberse establecido la Congregación de los Sagrados Corazones, Padres Franceses, en Chile.

En 1905, con fecha 31 de Agosto, se le otorgó el Decreto de Personalidad Jurídica. En los primeros años dirigió su accionar a la formación de obreros sin oficio y la educación gratuita para los niños más necesitados.

En 1979, el entonces capellán del Patronato, P. Pelayo Domínguez Barros SS.CC., reorientó el objetivo del Patronato de los Sagrados Corazones a la acogida de aquellos niños y niñas que se encontraban en grave riesgo social, para darles protección, cariño y formación. En estas residencias atendemos, en la actualidad, desde recién nacidos hasta madres adolescentes.

En 1983, el Servicio Nacional de Menores reconoce al Patronato de los Sagrados Corazones como organismo colaborador de esta Institución, asumiendo, nuestro rol de cogarante de los derechos fundamentales de nuestros niños y niñas.

A la fecha, contamos con siete obras sociales, cinco de ellas corresponden a residencias de protección subvencionadas por el Servicio Nacional de Menores, que acogen a niños, niñas y adolescentes víctimas de grave vulneración de derechos y, las dos restantes, a jardines infantiles y salas cunas, que atienden a hijos de madres provenientes de contextos sociales vulnerables.

En todos nuestros proyectos, privilegiamos un modelo de atención familiar, en armonía con las Directrices de Naciones Unidas sobre modalidades alternativas de cuidado de los niños.

MISIÓN

Trabajamos al servicio de la infancia y adolescencia para acogerla, protegerla, potenciarla y fortalecerla, con el fin de restablecer su derecho a crecer y desarrollarse en un ambiente fraterno, inspirados en los valores de los Sagrados Corazones de Jesús y de María.

OBJETIVO

La promoción humana y espiritual y el desarrollo en dignidad de las personas, especialmente de los más pobres, a través de dos grandes ámbitos: el educativo y el social.